Algunos juguetes eróticos caseros para tener en cuenta

juguetes eróticos caserosCuando se sexo se trata también se puede ser un gran artista y artesano. ¿Cómo? Tan solo pensando qué tenemos en casa para conseguir fabricar juguetes eróticos caseros. Que va, olvídate de la idea del desodorante, las frutas, las botellas y todas las historias más exóticas que has escuchado hasta hoy sobre los accidentes domésticos sexuales que han tenido las personas por utilizar como juguetes cosas que han encontrado en su casa. Vamos a ser un poco más sofisticados para dar con la forma de tener una estimulación novedosa y divertida para la pareja a la hora de hacer el amor.

  • Corbata o cinturón: desde lo básico empezaremos a pensar las posibilidades de crear juguetes eróticos caseros que nos da nuestra vestimenta. A más de uno le gusta el juego perverso de atar al compañero a la hora de hacer el amor. Pues no necesitas esposas ni sogas si lo que quieres es tener el control. Tan solo ve hasta los guardarropas y saca la corbata más provocativa, o bien aprovecha si va vestido de traje para desnudarlo y sacarla allí. Lo mismo puedes hacer con su cinturón, pero quizás necesites de más fuerza para que no se suelte.
  • Masajeador: no tienes que usar el instrumento con el que te masajeas la espalda. Aquí se trata de sacar tu artista que llevas dentro. Si quieres crear uno de los mejores juguetes eróticos caseros, solo necesitarás un trozo de cinta, con algunas plumas e ir pegando las plumas sobre él. Con mucha paciencia puesto que debe quedar una al lado de la otra, esto servirá para atarlo a su pene un momento antes de empezar con la penetración. Podrán sentir el efecto de las cosquillas a la hora de usarlo. Claro que se trata de un juguete descartable, pues te imaginarás como acabará el mismo.
  • Guante: los mejores juguetes eróticos caseros son aquellos que nos permiten probar las diferentes texturas. Como bien sabes el cuerpo es un catador de sensaciones por excelencia. Así que busca diferentes tipos de guantes para recorrer el cuerpo de tu pareja. Se lo suficientemente higiénico y toma la precaución de lavar los guantes antes de utilizarlos puesto que si la gracia es rozar los genitales del compañero hay que ser precavido.

Evita los objetos contundentes y que funcionen con pilas, puedes también probar con una toalla que cruce su cintura al momento del perrito. Los elementos caseros pueden ser bien utilizados en tanto y en cuanto el funcionamiento solo dependa de nosotros.

Relacionado:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*