Cuáles son los peores pensamientos de las mujeres después del sexo

pensamientos de las mujeres después del sexo

pensamientos de las mujeres después del sexoSeas hombre o mujer, si has tenido sexo con una chica sabrás que una vez que ello acabe su cabeza será un carnaval de pensamientos. Sí, es muy difícil pedirle a una mujer que no piense en la experiencia sexual que ha tenido, porque ellas necesitan ordenarlo todo. Lo que les ha gustado, y sobre todo lo que no. Aunque creamos lo contrario, a veces los peores pensamientos de las mujeres después del sexo no tienen que ver con el compañero, sino con una cuestión de autoestima propia, y de inseguridad.

Haber fallado o cometer algún error mientras tenían relaciones es uno de los peores pensamientos de las mujeres después del sexo. Existen chicas que no pueden hacer otra cosa que juzgar sus acciones para mal, así que por más de que su pareja haya eyaculado felizmente ellas se cuestionarán aquello que hicieron y que al hacerlo sintieron un error. Es muy normal que se sientan ridiculizadas y que piensen que su pareja nunca más volverá a querer estar con ellas. Por ello hay que ser lo mayor afectivo posible.

Otra de los peores pensamientos de las mujeres después del sexo, es el riesgo de haber quedado embarazadas sin darse cuenta. Como todos sabemos no siempre se necesita de la eyaculación para quedar embarazada, un poco de líquido preseminal alcanzaría para que muchas chicas den paso a la concepción. Aunque en menor cantidad, también existieron aquellos casos de mujeres que se han apoyado sobre alguna parte del hombre que contenia semen y también es una posible forma de quedar embarazada. Por ello si no están seguras de lo que han hecho es posible que su cabeza se dispare para cualquier lado.

Haber hecho algo, o haber permitido que le hayan hecho algo que no les gusta es otro de los peores pensamientos de la mujer. Esto tiene que ver con la inseguridad y con lo que ellas quieren. Muchas chicas son capaces de entregar cualquier cosa con tal de conservar a su compañero. Claro que cuando se trata de sexo es muy difícil no arrepentirse luego. La cabeza en estos casos funciona de forma muy traicionera puesto que en el momento la resignación y el placer hacen que nos olvidemos un poco de todo, pero luego será ella misma quien ametralle a malos pensamiento lo que se ha hecho entre las sabanas.

 

Relacionado:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*