Las fantasías sexuales masculinas que no se cuentan

fantasías sexuales masculinasAl igual que las mujeres, los hombres también son herméticos en algunos aspectos sexuales. Por mucho que los escuchemos hablar con amigos, hay fantasías sexuales masculinas que jamás serán relevadas así estén hablando con la persona que más confían. Claro que cuando se trata de la puerta de un consultorio analítico suelen soltarse y revelar algún que otro pensamiento que están teniendo, y es por ello que hoy los especialistas e investigadores llegaron a hacer una lista de las fantasías sexuales masculinas menos nombradas:

  • Estar con otra persona de su mismo sexo: a lo largo de la historia siempre ha tenido un mal posicionamiento la homosexualidad, y para algunos hombres imaginarse con un semejante es uno de los peores secretos que pueden cargar. Esta aventura es una de las fantasías sexuales masculinas más reprimidas y menos contada por ellos. Pero que sin embargo viven en el común de los hombres, al punto de no solamente reprimírselo propiamente, sino que reprimirlo abusivamente en el otro.
  • Ser masoquista: como todos sabemos en el sexo existen muchos métodos de estimulación, y no podemos negar la presencia de personas que son capaces de alcanzar el placer a través del propio sometimiento. Dentro de las fantasías sexuales masculinas, el masoquismo es uno de las más negadas por ello. Producto de una sociedad un tanto patriarcal y machista, el hombre toma una posición dominante frente a la mujer, y admitir que le gusta que ella lleve por completo las riendas no es algo que le sea fácil de admitir socialmente a diferencia de otras aventuras.
  • Travestirse: muchos de los hombres piensan e imaginan diferentes momentos sexuales que les gustaría vivir. Otra de las fantasías sexuales masculinas que se reprimen es la de disfrazarse de mujer. No se trata de un cambio de sexo, ni de una identidad sexual indefinida, tan solo se trata del deseo y la pasión que provoca imaginar a su pareja con ellos vestidos de una manera diferente. Claro que no será lo mismo que disfrazarse de otra cosa.
  • Orgías: aunque a la mayoría de los hombres les atraen las orgías, hay quienes le temen. Una cosa es imaginarlas y otra cosa es animarse a decir que se atrevería a tener sexo con varias personas. En las fantasías sexuales masculinas existe un gran porcentaje de hombres que se excitan con la idea, pero que jamás se atreverán a proponerla.

Relacionado:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*