Lo que puedes hacer si tu pene no funciona

pene no funcionaExisten muchos casos hoy en día en que todo parece ser perfecto hasta que el miembro masculino no funciona. Los casos de difusión eréctil han crecido notoriamente en los últimos años, y en gran medida se debe a la vida agitada que llevamos. La vida, como el sexo, es cada vez más demandante y son muchos los hombres que se ven afectados a la hora de la penetración. Sin embargo resulta curioso que en el caso de ellos la preocupación ante la situación es extrema, y no por una cuestión saludable sino de presencia, de vergüenza y de incapacidad.

Así mismo puede pasar que la situación en la que nos encontramos, no sea del todo estimulante, o bien no estemos relajados 100%, todo depende del momento y de la persona con la que nos encontremos, pues todo puede pasar y a veces es verdad que nada tiene que ver con nuestra salud. Por eso si eres un hombre que siempre le ha ido bien en estos temas, y últimamente el amigo viene fallando, puedes tener en cuenta los que puedes hacer si tu pene no funciona.

  • Evitar la desesperación: tanto para el hombre como para la mujer la desesperación y el mínimo estado de “pánico” ante lo que está sucediendo no ayudará a tu amigo a mejorarse. Así que si tu pene no funciona, trata de seguir estimulándote de forma natural, sin entrar en desesperación.
  • No tirar de él: cuando el pene no funciona lo más común es que la mujer trata de volver a masturbar al hombre, que trata de hacerlo él, que vuelvan a tener sexo oral, y que se vuelven locos los dos tratando de hacer que reaccione. No es lo ideal arritar la zona ni entrar en un estado de exigencia hacía el hombre, tan solo lo mejor es relajarse.
  • Probar otra posición: si el pene no funciona sutilmente hay que encontrar otra forma de estimulación, un tanto más relajada para que la cabeza también pueda pensar en serenidad. Tratar de conectar con la respiración puede ayudar a ambos a encontrar su frecuencia. Lo mejor es una postura en que se tengan frente a frente y puedan mirarse a los ojos.
  • Frenar y luego seguir: deja la vergüenza de lado pues si el pene no funciona, no funcionará si estás nervioso. Tomate un minuto, y luego comienza lo que habías empezado o bien, de forma muy delicada y sutil sigue con los juegos previos que habías comenzado.

 

Relacionado:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*